La mayor fuente de contagio de legionella lo constituyen los sistemas de agua y aire acondicionado de oficinas, hoteles, etc.