El tratamiento de aguas consiste en una serie de procesos para eliminar los contaminantes físicos, químicos y biológicos presentes en el agua.